Frente a la volatilidad de los mercados: ¿dejar la plata invertida u optar por un depósito a plazo?

mercado-volatil-y-coronavirus

La evidencia señala que tratar de hacer “market timing” - es decir, salir antes que los mercados caigan y entrar justo antes que suban - es prácticamente imposible.

En un mundo ideal, los inversionistas comprarían a bajo precio y venderían a uno alto. En la vida real, generalmente los inversionistas hacen todo lo contrario: compran a alto precio y venden a bajo, especialmente durante épocas de volatilidad. Al ver que las acciones suben y bajan por el COVID-19 (Coronavirus) o la incertidumbre política, nuestro cerebro nos grita “sal de ahí”.

¿Tentador? Así es. Se trata de un momento en el que estás intentando tomar decisiones acertadas en cuanto a las inversiones, tu jubilación y otros ahorros importantes para tu familia. Sin embargo, a la larga, por lo general, es mejor que sigas con tus planes en lugar de tratar de salir del mercado para luego regresar. ¿Por qué? La razón es que nunca es buena idea tratar de predecir el mercado. De lo contrario, lo importante es el tiempo dentro del mercado.

Caso práctico: intentar predecir el comportamiento de los mercados

A través de este caso práctico queremos presentarte un ejemplo real que sucedió en Estados Unidos durante los años 2008 y 2009. En esos años, el mercado tuvo un período de enorme volatilidad debido al crecimiento explosivo del mercado de hipotecas de alto riesgo conocido como “subprime”

Es importante que sepas que, al ser un caso de Estados Unidos, se expresa en dólares y con productos que nos son comparables necesariamente a los existentes en el mercado local. Sin embargo, lo sucedido ayuda a entender conceptualmente lo que queremos transmitir y es que durante las épocas de volatilidad, aunque parezca buena idea cambiar tus inversiones con la esperanza de obtener un mejor rendimiento, tratar de predecir el mercado puede tener impacto en tus inversiones.

¿Invertir en depósito a plazo o mantener las inversiones? La historia es la siguiente:

  • Imagínate que es el 1 de enero de 2008 y tienes $100.000 dólares invertidos en el mercado. Luego, las condiciones de este hacen que en un año tu saldo baje a $64.388. (1)
  • Te sientes frustrado por la baja en el valor de tu inversión, entonces sacas los $64.388 dólares del mercado. A continuación, decides optar por una inversión más “estable”, por lo que pones tu dinero en una inversión de bajo riesgo, un depósito a plazo fijo, con un interés del 2% durante los siguientes cinco años. Durante esos cinco años, con el interés garantizado, tu saldo aumenta a $71.090.
  • De lo contrario, ¿qué pasaría si en el 2009 hubieses decidido enfrentar los altibajos del mercado y mantener tu dinero invertido en él? Al mantenerse en el mercado, según la rentabilidad del índice S&P de esa época, hubieras obtenido $123.862 dólares al final de esos cinco años.

grafico_caso_practico.png

Poner tu dinero en un depósito a plazo versus permanecer en el mercado (2008 a 2013) (2)

Conclusión: no hacer "market timing" y permanecer en el mercado

Si hubieras permanecido en el mercado habrías obtenido $52.772 dólares más que al haber pasado tu dinero a un depósito a plazo fijo.

Sabemos que las crisis y las correcciones de mercado generan preocupación, ya que no se puede determinar su duración y profundidad. La evidencia señala que tratar de hacer “market timing” - es decir, salir antes que los mercados caigan y entrar justo antes que suban - es prácticamente imposible y más bien genera en el largo plazo un menor retorno y, eventualmente, más volatilidad.

Como todas las crisis, esta debiera ser también transitoria (al igual que la del 2008) y lo más importante es que las carteras de inversión personales reflejen las necesidades, perfil de inversionista y horizonte de inversión, para que cuando el mercado se recupere, estés en la mejor posición para capitalizarlo.

Si necesitas preguntarnos algo, tienes alguna duda o quieres revisar tu portafolio, por favor no dudes en comunicarte con tu asesor ya que él, junto con todo el respaldo de un equipo de especialistas en inversiones, te ayudará a tomar las mejores decisiones en función de maximizar el beneficio de tu portafolio a largo plazo.

Por último, te recordamos que nuestros canales digitales están disponibles para ti, donde puedes realizar la mayoría de tus trámites.

(1) Este es solo un ejemplo. Según la rentabilidad del índice S&P desde el 31 de diciembre de 2007 hasta el 31 de diciembre de 2008.
(2) Este es solo un ejemplo. Rentabilidad relacionada con un depósito a plazo fijo que genera un 2% de interés. El rendimiento del mercado es según la rentabilidad del índice S&P desde el 31 de diciembre de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2013. La rentabilidad pasada no constituye garantía de rentabilidad futura.
(3) Los casos de alta rentabilidad de dos dígitos se lograron principalmente durante condiciones de mercado favorables y podrían no ser sostenibles con el tiempo. Fuente: Wilshire Compass. Refleja los rendimientos del Índice S&P 500. El S&P 500© es un índice no administrado y los inversionistas no pueden invertir directamente en un índice.
  • La rentabilidad o ganancia obtenida en el pasado, no garantiza que ella se repita en el futuro. Los valores de las cuotas de los fondos son variables.
  • Este artículo tiene fines educativos y no es una recomendación.
  • Las inversiones involucran riesgos, incluyendo una posible pérdida de capital.
  • La distribución y diversificación de activos no garantiza una ganancia ni protege contra pérdidas.

Comparte este articulo

¡Hazte cliente online!

Ya puedes ser cliente al crear tu cuenta de manera rápida, fácil y 100% digital.

Este sitio fue optimizado para Explorer 9 en adelante, si quieres visualizarlo correctamente puedes actualizar tu navegador aquí