Crea un plan financiero estratégico con la ayuda de un asesor

consultoría financiera

Con la ayuda de un asesor financiero podrás ser más fácil alcanzar esas metas que tienes pensadas, ya que crearán juntos un plan de inversión adaptado a tus necesidades.

Las estrategias para ganar un juego no son exclusivas de los equipos deportivos. Cada día, los inversionistas necesitan estrategias para que sus decisiones financieras sean exitosas. Por eso es importante que consideres estas cinco preguntas al momento de comenzar a construir o revisar tu plan financiero estratégico

1. ¿Necesito un asesor financiero?

Típicamente, sí. Los asesores financieros hacen mucho más que solo ayudarte con tus inversiones, también te ayudan a planificar tu futuro financiero. Un asesor puede ayudarte con asuntos como la planificación del patrimonio, la reducción de las deudas, la mejor diversificación para tu portafolio, así como el perfil de inversionista adecuado a tu horizonte de inversión y tu aversión al riesgo, entre otros.

2. ¿Cómo elijo a un asesor de inversiones?

Un buen lugar donde comenzar es pidiendo recomendaciones a amigos y familia. Asimismo, también puedes buscar recursos online, actualmente hay una gran diversidad de opciones a la hora de encontrar los mejores expertos en línea. En Principal, por ejemplo, lanzamos hace unos meses Simple Invest, plataforma que te permite o bien invertir de manera autónoma 100% online o invertir con una asesoría remota de la mano de nuestros mejores expertos. 

Una vez que hayas encontrado a tu asesor financiero de confianza, lo más adecuado es programar una reunión (hoy día muchas de ellas se realizan virtualmente) para conversar acerca de tus necesidades y metas financieras y así saber qué es lo que más te conviene.

3. Me reuniré con mi asesor financiero personal, ¿qué debo llevar?

Sin importar si esta es tu primera reunión con un asesor o una visita de rutina con el tuyo de confianza, maximiza tu tiempo preparándote con anticipación. En general, no es necesario que lleves ningún documento en una primera toma de contacto, pero sí te recomendamos que anotes todas las dudas que puedas tener para así resolverlas con el experto y quedarte tranquilo. 

4. ¿Qué preguntas financieras le haré a mi asesor?

Las preguntas más comunes que hacen los asesores financieros en una primera reunión son las siguientes: ¿tienes una meta de inversión?, ¿cuál es tu horizonte de inversión? Así, el experto podrá evaluar cuál es tu perfil de inversionista antes de hacerte cualquier recomendación.  

En cuanto a qué preguntas debes hacer tú, eso va a depender de cuáles sean tus necesidades en ese momento, lo importante es ser transparente. Tal vez, lo que te interesa es reevaluar tu presupuesto, ahorrar dinero o bien revisar tu estrategia de planificación para la jubilación. Piensa en todas las preguntas financieras que tengas, sin importar cuan grandes o pequeñas sean, y escríbelas anticipadamente. Algunas de las más habituales son: ¿cuáles son las rentabilidades de los fondos?, ¿qué comisiones anuales tienen?, ¿cuál es la permanencia en esos fondos?, es decir, ¿puedo retirar mi dinero siempre que quiera?

En resumen, si esta va a ser tu primera reunión con un asesor (quien eventualmente podría convertirse en tu partner a largo plazo), lo importante es que no tengas temor de hacer preguntas. 

5. ¿Con qué frecuencia debo reunirme con mi asesor?

Una vez que ya tengas una estrategia financiera completa acorde a tus necesidades, lo conveniente es reunirte trimestralmente con tu asesor para revisar y actualizar tu plan. 

Sin embargo, ya sea porque recién estás empezando a armar tu estrategia o porque han acontecido sucesos importantes en tu vida (lo cual podría significar un posible ajuste de tu estrategia), lo recomendable es contactarte con tu asesor siempre que lo necesites para que te guíe y ayude a tomar las decisiones correctas. 

Con una planificación financiera personalizada y un asesor estarás siempre en el equipo ganador

Nunca es tarde para comenzar a trabajar con un asesor. Además, son profesionales que en momentos de emociones extremas y estrés (ya sea personal o debido a la contingencia política, social o económica) pueden contenerte y ayudarte a planificar tu futuro con tranquilidad. 

Si cuando nos duele algo vamos al doctor, cuando tenemos hambre acudimos a un restaurante o vamos al supermercado, ¿por qué no deberíamos recurrir a un asesor experto si tenemos la necesidad de crear un plan financiero solvente y profesional?

 

Quiero hablar con un asesor

Comparte este articulo

¡Hazte cliente online!

Ya puedes ser cliente al crear tu cuenta de manera rápida, fácil y 100% digital.

Este sitio fue optimizado para Explorer 9 en adelante, si quieres visualizarlo correctamente puedes actualizar tu navegador aquí